Los corredores de fauna: las autovías internacionales para los animales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La primavera es una época de mayor actividad entre muchas especies animales. La búsqueda de nuevos territorios, parejas y lugares de alimentación atractivos hace que muchos individuos inicien su migración. Decidir salir de su «zona de confort» y cruzar la línea entre lo conocido y lo desconocido puede ser un momento estresante en la vida de cualquier animal, sea cual sea su tamaño. Entonces, ¿cómo ayudar a los animales a establecerse en nuevos entornos? ¿Cómo se pueden unir poblaciones separadas? Los corredores de fauna pueden ser la mejor solución.

La hora de la recuperación

Allí donde aparece el hombre, modifica el entorno natural, subordinándolo a sus necesidades. La agricultura, la industria, el crecimiento de la población humana, todo ello ha sometido a la naturaleza a una enorme presión. Cientos de años de intensa actividad humana han provocado una importante fragmentación y pérdida de hábitats naturales. Las poblaciones que han logrado adaptarse a las nuevas condiciones a menudo se han separado unas de otras y la diversidad de especies que  se podían observar en el siglo pasado ha desaparecido en muchos lugares. Sin embargo, el agravamiento de la crisis ecológica nos ha hecho darnos cuenta de que la naturaleza desempeña un papel importante en la vida de cada uno de nosotros. A partir de los resultados de los estudios ecológicos y genéticos, se han promocionado una serie de acciones para restaurar la biodiversidad a gran escala, y el fomento de los corredores de fauna se han convertido en una de las herramientas para apoyar estas iniciativas.

Photo by Uriel Soberanes on Unsplash

¿Qué son los corredores de fauna?

Muchos de nosotros asociamos el corredor de fauna como un paso de animales que se encuentra por encima o por debajo de una carretera muy transitada. Este es sin duda una de las posibilidades, pero en realidad hay mucho más detrás de la palabra «corredor de fauna«. La Comisión Europea lo define como «una zona de hábitat que combina poblaciones silvestres separadas por la actividad humana (por ejemplo, carreteras, edificios o talas)«.

Esta frase explica en gran medida en qué consiste la idea de los corredores de fauna y flora silvestres y para qué deben crearse. Y es permitir crear «vías de comunicación», gracias a las cuales los animales pueden atravesar libremente zonas modificadas por el hombre, sin exponerse a los riesgos asociados. También hace referencia a la definición original creada por Rosenberg, que en 1995 desarrolló junto a su equipo un modelo que definía el papel del corredor como zona que facilita el movimiento. Su definición requería simplemente que el movimiento de los animales hacia su destino a través de un corredor fuera mayor que en ausencia de éste. Era el movimiento lo que hacía que los animales colonizaran nuevas zonas, aumentando así la biodiversidad en las zonas conectadas. Aunque en aquella época no había pruebas científicas sólidas que respaldaran esta tesis, se introdujo el concepto de «corredor de fauna».

El tamaño importa

No existe un entorno natural perfecto, así como tampoco hay forma de crear condiciones ideales para todas las especies de animales. Se pueden crear corredores tanto en el medio terrestre como en el acuático. Los corredores acuáticos son principalmente redes interconectadas de bosques ribereños, arroyos, ríos y otros cursos de agua. Los terrestres, en cambio, tienen una escala mucho mayor y se basan en la conexión de grandes zonas forestales entre sí. Sin embargo, el sistema de conexión en sí no tiene por qué ser un complejo forestal compacto. Incluso pequeñas zonas de árboles o incluso una línea de árboles y arbustos a lo largo de la carretera pueden facilitar el desplazamiento de los animales y, además, constituir un lugar de descanso mientras recorren distancias más largas.

La clasificación de los corredores también depende de su anchura. Por lo general, cuanto más ancho sea el corredor, más intensamente lo utilizarán las distintas especies animales y mayor será su impacto en las poblaciones lejanas. Existen tres categorías:

  • Locales – (<50 m); pueden conectar restos de barrancos, humedales, etc.
  • Subregional – (> 300 m de ancho); combina características de paisajes vegetales más grandes, como tierras altas y valles.
  • Regional – (> 500 m de ancho); conecta unidades ecológicas más grandes o ecorregiones y crea rutas de migración.

Dependiendo del tamaño del animal y de su movilidad, un determinado tipo de corredor puede convertirse en un mero lugar de paso, en un lugar temporal para vivir o en una zona en la que se desenvolverán las siguientes generaciones de esta especie. En el caso de los pequeños mamíferos o insectos, incluso los corredores locales suelen mantener conexiones entre poblaciones remotas. En el caso de especies animales más grandes, como los lobos y los linces, es importante recrear y mantener corredores regionales. Gracias a ellos, estos animales pueden recolonizar zonas que hasta ahora han estado fuera de su alcance.

Ejemplos de corredores de fauna

Uno de los corredores de vida silvestre más importantes de Europa es el «Cinturón Verde Europeo», que recorre la frontera del antiguo Telón de Acero. Conecta parques nacionales, parques naturales, reservas de la biosfera y zonas protegidas transfronterizas, así como hábitats valiosos no protegidos a lo largo de la frontera. No en vano, su zona discurre a lo largo de la frontera que fue importante durante la Guerra Fría. Resultó que las zonas militares abandonadas, los campos de entrenamiento y los cráteres tras la detonación constituyen una zona maravillosa y diversa, habitada con avidez por los animales.

También hay varios ejemplos de iniciativas similares en el mundo, cuya designación es un reto tanto medioambiental como tecnológico.

Pertenecen a ellos:

  • Un tramo de 16 kilómetros de la carretera 44, construido totalmente sobre pilotes (India), atraviesa la reserva de protección de tigres;
  • Dos pasos de elefantes y dos puentes más pequeños en la carretera nacional 54, en la reserva de Lumding, en Assam (India);
  • el Corredor del Tigre China-Rusia;
  • Paséo Pantera (también conocido como Corredor Biológico Mesoamericano o Paséo del Jaguar) (América del Norte – América del Sur);
  • Corredor del Himalaya Oriental.
Wikimedia Commons CC 3.0,

Si queieres aprender más visitia estas páginas web:

https://rewildingeurope.com/news/making-the-connection/

https://www.europeangreenbelt.org

https://www.euronatur.org/en/what-we-do/campaigns-and-initiatives/european-green-belt/

http://corridordesign.org

DON’T MISS OUT!
Register NOW to make sure You are part of the most unique Wildlife Health event of the Year, the
69th Annual WDA / 14th Biennial EWDA Joint Virtual Conference @IREC_CSIC_UCLM
https://cuenca2020.com/site/programme/?a=cuenca2020#

Load More...